Nutriscore Obligatorio a partir del 2020 en España.

Etiquetado NutriScore obligatorio para el 2020

El 53% de la población española adulta está por encima de su peso, un 36% tiene sobrepeso y un 17% obesidad. Estos números han ido creciendo de una manera ininterrumpida desde hace cuatro décadas.

El Ministerio de Sanidad con la intención de combatir la obesidad y las enfermedades derivadas creó en el 2018 el Proyecto de Mejora de la Composición de los Alimentos.

La ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, María Luisa Carcedo anunció el pasado 12 de Noviembre del año pasado, también la implantación obligatoria a partir del 2020 de un nuevo sistema de etiquetado llamado NutriScore.

Niño obeso
Jorge Rodriguez | Maria Ladeira Los países mediterráneos, y entre ellos España, son los que tienen una mayor proporción de niños y niñas obesos en Europa, según un estudio de la Organización Mundial de la Salud publicado en “The Lancet“.

¿Qué es el NutriScore?

NutriScore resume en una nota la calidad nutricional de un alimento. Es un sistema de etiquetado nutricional basado en la puntuación de alimentos según su composición nutricional.

La puntuación que obtiene cada producto se traduce a una escala o indicador de color, siendo el color verde (letra A) indicativo de la máxima calidad nutricional, y el color rojo (letra E) el de peor calidad nutricional. Los colores verdes identificarán los productos más saludables y los rojos los de menor calidad nutricional.

Este tipo de etiquetado facilitará la decisión de las familias a la hora de comprar en el supermercado.

¿Cómo se determina el NutriScore?

Para calcular el NutriScore necesitamos primero de un conjunto de datos por 100 g o ml de producto.

Mirando las tablas de aquí abajo, se calculan los puntos A y los puntos C. Para hacerlo, hay que tener en cuenta que existen valores específicos para bebidas y aceites y grasas.

Los puntos A (rojos) se calculan con los datos de energía, azucares añadidos, grasas saturadas y sodio. Los puntos C (verdes) se calculan con los datos de porcentaje de frutas y verduras, fibra alimentaria y proteínas.

Tal como podeis ver en esta imagen, solo hay que seguir los 3 pasos: contar los puntos, seguir el diagrama de flujo para saber como calcular el valor final y finalmente mirar en la tabla a que letra corresponde el valor final obtenido.
Jorge Rodriguez | Maria Ladeira Tal como podeis ver en esta imagen, solo hay que seguir los 3 pasos: contar los puntos, seguir el diagrama de flujo para saber como calcular el valor final y finalmente mirar en la tabla a que letra corresponde el valor final obtenido.

Una vez obtenidos los puntos A y C necesitaremos determinar cual es la manera de calcular el valor final siguiendo el diagrama de flujo de la imagen superior.

Y una vez realizada la resta y obtenida la puntuación final, solo queda convertir el número en categoría, utilizando la tabla de marcada con colores en la imagen.

NutriScore levanta polémica

Pese a que este tipo de etiquetado tiene la intención de ayudar al consumidor, la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición, considera que este método de etiquetado no es el óptimo, varios estudios realizados lo sitúan como uno de los modelos más efectivos en comprensión por parte del consumidor.

Pero este sistema no esta libre de fallos, no es perfecto y necesita ciertos ajustes para adaptarlo mejor a nuestra dieta y productos. Por ejemplo, productos como el aceite de oliva salen muy mal parados al aplicar en este índice.

Algunos productos alimenticios y su calificación según su etiquetado NutriScore.
Jorge Rodriguez | Maria Ladeira Algunos productos alimenticios y su calificación según su etiquetado NutriScore.

La verdad es que si que es verdad que se trata de un algoritmo y que una mayor inversión en educación nutricional seria mejor, pero hay que valorar los esfuerzos del Ministerio en dar un paso adelante.

Algunas empresas privadas fabricantes e productos alimenticios, han adoptado ya este sistema de rotulación y otras han publicado su intención de adherirse a este sistema también.

El pasado 20 de mayo, la OCU pidió el apoyo de los consumidores para conseguir que Nutriscore sea obligatorio en la UE.

OCU, junto con otras 6 organizaciones de consumidores europeas – UFC-Que Choisir (Francia), Test-Achat (Bélgica), VZBV (Alemania), Consumentenbond (Holanda), Federajca Konsumentow (Polonia) y EKPIZO (Grecia), miembros de la Organización europea de consumidores (BEUC) – ha lanzado la iniciativa ciudadana PRO NUTRISCORE para pedir a la Comisión Europea que Nutriscore, sea obligatorio en los productos de alimentación en toda Europa. 

Freepik Varios estudios sitúan al NutriScore como uno de los modelos más efectivos en comprensión por parte del consumidor

Para alcanzar este objetivo, la iniciativa requiere conseguir un millón de firmas. Por ello, la Organización de Consumidores pide a todos que apoyen esta iniciativa y firmen la petición en la web de la Comisión Europea.

Ventajas y desventajas del NutriScore

Las ventajas mas significativas son que:

  • Simplifica y facilita la toma de decisiones sobre la compra de productos saludables y la comparación entre productos similares.
  • Está basado en la evidencia científica que dice que son los alimentos ricos en sal, azúcares y grasas saturadas, los que más se asocian a obesidad, diabetes, cáncer y problemas cardiovasculares. También está demostrado que mejora la comprensión frente a otros sistemas de etiquetado alternativos.
  • Incentiva la competición de la industria por crear productos con menos sal, azúcares y grasas saturadas, y al mismo tiempo con mas fibra, frutas y verduras.
  • Es relativamente sencillo de aplicar a una amplia gama de productos.

Las limitaciones del NutriScore son que:

  • Es un tipo de catalogación bastante superficial. Se basa exclusivamente en el contenido en macronutrientes. No tiene en cuenta otras variables como el tipo de procesamiento de alimento, la presencia de aditivos como edulcorantes o potenciadores del sabor, ni tampoco diferencia los azúcares naturalmente presentes de los azúcares libres, o la fibra de los cereales integrales de la fibra “añadida” a un cereal refinado.
  • Puede dar lugar a comparaciones confusas, sobre todo al elegir entre alimentos diferentes. Y esto ha generado mucha polémica, porque una Coca Cola light tendría una NutriScore B, mientras que una botella de aceite de oliva virgen extra tendría una NutriScore D.
  • Su simplicidad puede ser una limitación, porque a pesar de que te ponga una nota, no estas viendo cual de las variables del calculo afecto mas a la determinación del NutriScore de un producto.

¿Cuándo van a tener que implantar los fabricantes el NutriScore en sus productos?

El primer país en implantar este tipo de etiquetado en sus productos alimentarios fue Francia, que lo hizo de forma voluntaria. En nuestro país existen empresas que ya han anunciado su uso en sus productos de marca propia. Italia y Bélgica han hecho pronunciamientos parecidos a los que ha hecho España, manifestando la intención de avanzar en esta línea.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!
Acepto la Política de Privacidad.