Consejos para este verano

El verano ya esta casi a punto de comenzar, este 21 de Junio y aquí os voy a dar algunos consejos para disfrutar mejor estas vacaciones.

Cosas a hacer

  • Come más verduras y hortalizas: son un regalo nutricional que te ayudará a obtener nutrientes de buena calidad y a saciarte gracias a la fibra que contiene. Asegúrate de comer verduras crudas, sobre todo las de hoja verde, pero también come cocinadas.
  • Incrementa un poco el consumo de proteínas de calidad en cada comida. Esto te permitirá mantenerte saciado más tiempo y preservar la masa muscular. Da preferencia al pescado y a las proteínas vegetales (legumbres, frutos secos, semillas).
  • Escoge hidratos de carbono integrales (arroz integral, avena, trigo sarraceno…) que liberen la energía de manera progresiva en tu cuerpo.
  • Adapta la ingesta de hidratos de carbono a tu gasto energético, pero nunca los elimines de la dieta porque son fundamentales. Come más los días que entrenes o realices un esfuerzo físico importante, antes, durante y después del entrenamiento: esto te permitirá rendir mejor y recuperarte más rápido para estar preparado para la siguiente sesión.
  • Come grasas, pero de calidad. Sí, ¡las grasas también tienen un papel muy importante en el buen funcionamiento del cuerpo! Apuesta por el pescado azul pequeño (caballa, sardina, anchoa), la fruta seca, aguacate o semillas (sésamo, girasol, calabaza, lino, chía, etc).
  • Pica alimentos saludables entre horas, como fruta o frutos secos.
La llegada del verano puede ser la excusa perfecta para hacer un cambio permanente de hábitos y apostar por la salud sin sufrir.

Cosas a evitar

  • Evita los alimentos ultra-procesados, especialmente los ricos en azúcares, grasas y sal.
  • Reduce la sal añadida y cámbiala por especias como el romero, el orégano, la cúrcuma, el tomillo o la albahaca.
  • Evita las bebidas endulzadas, incluso las que lleven edulcorantes. Para hidratarte bebe agua y infusiones.
  • Evita comer galletas, bollería industrial, patatas fritas de bolsa y otros productos poco saludables.
  • Cambia las cocciones. Aparta los fritos y utiliza la cocción al vapor, escaldado, hervido, a la plancha con poco aceite y al horno.

Recuerda que todo esto son consejos generales y que la dieta debe estar personalizada, porque no todos somos iguales ni tenemos las mismas necesidades.

Nada mejor para poder alcanzar tus objetivos que ponerte en manos de un dietista-nutricionista que te ayudará, asegurándote que comes de manera saludable y equilibrada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

For security, use of Google's reCAPTCHA service is required which is subject to the Google Privacy Policy and Terms of Use.

If you agree to these terms, please click here.

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!
Acepto la Política de Privacidad.